Fátima Rojano León

   Nació el 04 de octubre de 1963 en Madrid. Hija de don Rafael Rojano Pérez-Gironés, natural de Sevilla; y de doña Isabel León Ruiz, (Madrid). Ambos se casaron y constituyeron una gran familia numerosa. En la cual, Fátima es la segunda de los nueve hijos que tuvieron. Durante su infancia y hasta su adolescencia vivió en la capital (Madrid). Al cumplir los 16 años se trasladó junto con su familia a un hermoso pueblecito de Ávila. Con el tiempo, conoció al que hoy es su esposo, y formó una familia.

  Fátima, cursó los estudios de Administrativo, informática y Técnico Auxiliar Sanitario, especializándose en el Área Geriátrica. Profesión, que ejerció durante años, cautivada por la gran sensibilidad humana que la caracteriza. Sin embargo, las circunstancias del momento y los avatares de la vida, le brindó la oportunidad de comenzar una nueva etapa en la industria metalúrgica. Su espíritu emprendedor, la condujo a ponerse al frente junto con su cónyuge, en el sector del automóvil. Después de muchas horas de dedicación y grandes esfuerzos, lograron asentar las bases del negocio. El tiempo, fue uno de los factores decisivos para conseguir consolidar la iniciativa que había acaparado buena parte de sus vidas. Sus dos hijos se fueron haciendo mayores, y entraron a formar parte de la plantilla de trabajadores de la empresa, afianzando los pilares del negocio familiar.


  Su vocación por las letras, viene precedida desde su infancia. A la novelista siempre la había apasionado escribir, aunque me confiesa entre bambalinas, que no era muy dada a la lectura. De pequeña era muy fantástica, y en su etapa escolar, cuando desarrollaba redacciones a petición de sus profesores, ella hacia alarde de su perspicaz imaginación. Obteniendo elogios por aquellos pequeños trabajos, de los que obtuvo algún que otro premio, que, aun siendo intrascendentales, la motivaron a escribir durante algún tiempo.

  Siendo Fátima muy niña, su padre le contaba muchas anécdotas familiares, y los motivos que llevaron a sus padres, hermanos y a él, a abandonar Sevilla. Las historias contadas por su progenitor despertaron en la autora una grandísima curiosidad. Pasaron los años y, —llegó Internet— facilitando las consultas por las que se desarrollaba sus averiguaciones, ampliando horizontes sobre el tema de sus ancestros, que al haber vivido una trayectoria trascendental en la historia de Sevilla, pudo recabar más información de la que ya contaba.    

  En 2014, su padre, Rafael, es informado de las investigaciones llevadas a cabo por su hija, y este la propone que escriba un libro sobre la historia de su familia. Por aquel entonces, Fátima, viaja a Sevilla recabando información. Una vez Allí, comprueba y verifica buena parte de los datos históricos obtenidos de sus investigaciones. Sin embargo, a la autora le cuesta  bastante emprender la complicada tarea de escribir las biografías y las bibliografías, puesto que nunca antes había realizado dicho trabajo. Un encargo muy laborioso del que ella no se veía preparada para ejecutar. Por ello, arrinconó el proyecto que había comenzado, archivando y guardando a buen recaudo sus borradores.

En febrero de 2015, fallece el padre de la novelista, y está, afligida, piensa que tiene una deuda pendiente con su progenitor y se encuentra en la tesitura de cumplir sus deseos. Por este motivo, retoma sus apuntes y emprende la dedicada obra como homenaje póstumo. El libro que trata de la vida de su abuelo todavía no ha salido a la luz. Sin embargo, el que habla de su Tatarabuelo se publicó con el título «El Alabardero y el Baluarte. “La imprenta y editorial Gironés y Orduña”». Tras su finalización, y después de tenerlo editado en sus manos, le reportó un enorme regocijo y una gran paz interior. Está obra, despertó en la autora el adormecido duende que llevaba adentro durante muchos años. Por lo que, la condujo a experimentar con otro tipo de géneros literarios, embarcándose en nuevos proyectos que culminaron en sus oportunas autoediciones. Firmando sucesivamente los correspondientes contratos con La Editorial Círculo Rojo. Entre sus novedosos proyectos a corto plazo, la escritora, se encuentra confeccionando una nueva obra, en la que pretende reunir una serie de poesías, versos y relatos de sus propias reflexiones.


Sus obras

Espíritus aventureros

Espíritus aventureros, Quien no se aventura no pasa la mar es una novela escrita por la autora doña Fátima Rojano León. En ella, la escritora les invita a realizar un apasionante viaje por diversas partes de la geografía mientras se muestran  a mediados del siglo XIX, época en la que está ambientada la acción. Se trata de una novela de ficción llena de aventuras, y algunos de sus episodios están basados en hechos reales. Esta narrativa trata de unos muchachos y muchachas que emprenden un viaje por alta mar a bordo de un antiguo galeón. Durante la travesía, una su cesión de diversos infortunios hace que los jóvenes lo pasen realmente mal. Sus espíritus aventureros les conducen a una serie de países, en los cuales ocurren diferentes acontecimientos y experimentan vivencias muy extrañas. Por ello trabajarán todos en equipo para consolidar unidos las fuer zas colectivas, afrontando peligros con decisión y valentía. En esta obra se entrelazan escenas de intriga, acción, drama, romanticismo, fenómenos paranormales, históricos y otros géneros literarios.

Las increíbles aventuras de Evelyn

Este libro contiene una trilogía en la que se narran tres historias colmadas de fantásticas aventuras, donde su principal protagonista, una niña de diez años llamada Evelyn llena de sensibles sentimientos e inocencia, como cualquier niña de su edad, se ve envuelta en numerosos acontecimientos mágicos que la arrastran a continuadas peripecias repletas de peligrosos avatares, viviendo experiencias de las cuales siempre aprende alguna lección nueva. Tras un extraño acontecimiento sucedido en una oscura noche de invierno, Evelyn se involucra generosamente en un salvamento trascendental y por ello es gratificada con un meritorio regalo de por vida, una roca cósmica que le proporciona unos asombrosos poderes sobrenaturales, sirviéndose de ellos para echar un capote, salvar y proteger a todos los seres con los que se va encontrando a lo largo de sus arriesgadas etapas. Un enigmático secreto familiar la conduce a un reino mágico donde vivirá con sus abuelos en un gran palacio. Sus hostiles enemigos pretenden arrebatarla sus poderes. Esto la conduce a soportar los multitudinarios peligros que la acechan. Su avanzada madurez y sus piadosos sentimientos se manifiestan continuadamente a través de su tierno corazón, allá por donde va, aumentando la lista de extraordinarios amigos que irá conociendo a lo largo de la historia, con los que entablará unas hermosísimas relaciones de amistad en el transcurso de sus muchas peripecias, concibiéndola como un ser sorprendente por el que no dudarán en arriesgar
sus propias vidas para ayudarla

El Alabardero  y el Baluarte. La imprenta y editorial: Gironés y Orduña; [2017]

Fátima Rojano León, forma parte de la quinta línea sucesoria. Comenzó a escribir este libro a finales del año 2014, tras un largo parón, lo reanudo en 2016 tras la muerte de su padre, con el propósito de homenajear a su familia paterna en memoria de su progenitor. El cual, le reivindicó en varias ocasiones el gran deseo que él tenía en que lo llevara a cabo. Fátima, viéndose en la tesitura de agradarle póstumamente, lo ha llevado a la práctica con el más estricto pulcro, inmenso cariño y el máximo respeto hacia su persona y sus antecesores. De ahí que se entienda y atesore este compendio, que ha sido finalizado en agosto de 2017, tras muchas horas de estudio y tesón para la realización este trabajo.

Este volumen es un homenaje a estos rotativos y sus directivos, por sus labores periodísticas, su participación a favor de la literatura, y al soporte ofrecido a numerosos y celebres literatos, que junto a ellos emprendieron sus carreras informativas; una trayectoria profesional que culminó en la prensa sevillana durante los siglos XIX y XX.

En este tomo, se recopila un extensísimo trabajo significativo de relevancia de aquella época. Todos y cada uno de sus protagonistas dejaron un importantísimo legado a la humanidad, aportando un bien cultural y social, que perduran durante siglos.


Entre sus participaciones colectivas:

Tinta Lunar (La Editorial Círculo Rojo); en ella intervino con el verso, La Luna Musa

Tierras Poéticas 2019 (La Editorial Antologías Equinoxio); con él poema, ¿Qué es la Poesía?

 Cruce de Caminos aportó relatos en versos y poemas:

(1)   Madre

(2)   Miedos imaginarios

(3)   Reconozco tus huellas al caminar en la arena

(4)   Mamá cuéntame un cuento como la vida misma

(5)   Reflexión: «La letra con sangre entra»

(6)   Donde quiera que yo vaya

La escritora novel, expuso los citados poemas y versos, colaborando conjuntamente con una veintena de escritores, pertenecientes a la Asociación Nacional de Escritores Amateurs. Donde varios de sus socios participaron en el libro, cuyo título «Cruce de Caminos» lleva en la contraportada sus nombres escritos. Este compendio, fue creado con el fin de colaborar con la asociación sin ánimo de lucro.

También, participó por primera vez, en dos certámenes literarios internacionales, en los cuales, presentó sus correspondientes obras.

V Certamen Internacional literario, que organizó La Editorial Círculo Rojo. Donde Fátima Rojano León, presentó un relato en verso, inspirándose en el tema elegido, «la luna». Fue una de las 102 seleccionadas, entre las más de trescientas obras llegadas desde otras partes del mundo. Obra publicada en la antología colectiva Tinta Lunar; en junio de 2019.

Certamen Internacional de Poesía 2019; organizado por La Editorial Antologías Equinoxio; en la ciudad de Mendoza (Argentina). Fátima, volvió a presentarse, pero esta vez con el poema titulado, ¿Qué es la Poesía?. No solo fue seleccionada para contribuir en la Antología del libro Tierras Poéticas 2019. Sino que, además, le fue Otorgado el Reconocimiento que lleva el nombre de «Menciones Especiales». Los premios fueron entregados el pasado día 12 de octubre de 2019, en la ciudad de Mendoza (Argentina).